viernes, 20 de octubre de 2017

Preguntas sueltas al autor de "Las damas y las armas" # 1

Por MaLejA


* Primero que todo es un evento feliz este de hallarnos ante una nueva obra tuya, esta en particular por qué demoró tanto en salir a a la luz?
- Este texto me llevó tres intentos, no calzaba dentro del género alguno y desde su título se precia de ser algo confusa y quizá todo un laberinto de ideas, así que hasta último momento estuve tentado a desecharla y librarme de los comentarios adversos.

* Me gusta mucho esa forma tuya de regar ideas y luego retomarlas para introducirlas a un análisis práctico, primero te vi exponiendo los traumas a qué llegaste entre la duda de servir a tu patria o mejor evitar la dificultad y acudir a otra jugada ¿Te sentiste cobarde en algún momento?
- En realidad a nadie le gustaría aceptar su debilidad, menos en público, lo que traté de mostrar es mi sensibilidad, mi carisma práctico para abordar temas amplios como el amor o la guerra, luego si desplegar mi literatura con intención, que es la misma filosofía.

* Me ilusioné en algún momento cuando te creí defensor del género femenino pero luego te declaraste machista, y enfatizaste en qué la mujer tiene un equivocado sentido del amor e inclusive su papel de madre lo cumple de mala manera ¿Es esto un intento por provocar algún cambio o simplemente es una declaración de orgullo de género?
- Mira, es un hecho que la concepción de hoy sobre amor nada se parece a la que había hace diez años, menos si se escatima que el sexo hoy es artificial y ya no contiene esa dosis de amor, es un mero ejercicio de intimidades. Yo no intento cambiar nada, solo creo expresar como veo al mundo, la carga que cae en la mujer es mucha, y si critico el proceder de una mujer cuando engaña a su amado y luego intenta engañar a su hijo pintando un mundo que no es verdadero, y el  hijo tarde o temprano se estrellará sin estar preparado contra esa realidad.

* Me preocupa eso cuando calificas a los órganos sexuales como letales armas, cuando tratas de configurar que detrás de los actos de seducción de una mujer hay artimañas para gobernar como un títere a su hombre y sacarle provecho económico ¿Esto no plantearía una acusación directa e injusta?
- Generalizar siempre ha sido perjudicial, yo evito usar términos que descalifiquen, tampoco creo que lo que escribo es único e innovador, a cierto tiempo esos términos harán que la obra sea obsoleta y se clasifique como obra histórica e incorrecta, yo acuso tanto a las damas y a las armas inclusive de encausar erróneamente los destinos de la humanidad, te invito a apreciar si esto es verdad o  no, si la realidad se presta para esto. Lo otro yace en la intimidad, si digo que un arma se puede alquilar al igual que una mujer, tu me dirás si miento o no, si es injusticia lo que digo. Yo opino que una dama debe apreciarse, y guardarse de caer en la superficialidad del maquillaje que va por fuera, ¿de qué le vale tanta belleza si es una mala persona?.

* Me lastimó el orgullo esa expresión soez que usaste sobre "...una eyaculación un idiota"  es como si pretendiera atacar a los hijos de otras personas y una dice y bueno los hijos de él e incluso él se ataca... es un idiota.. "¿Qué no se da cuenta de ello?"... pero al parecer para tu literatura parece funcionar ¿ Cuál es tu opinión al respecto?
- Me disculpo por herir tu susceptibilidad, pero solo uso el término por ser llamativo y evoco la duda si hoy usamos el orgasmo, en el hombre la eyaculación para proyectar el placer, o es en serio que deseamos para el caso heterosexual causar un embarazo o solo es una cuestión ocasional y de acuéstese y ya. 

* En general pienso en tu obra causa confusión y quizá cae en lo abstracto y ello sinceramente aburre, a veces pienso que es como el sermón que quise tener de parte de mi madre luego de que le conté que había perdido mi virginidad (ella no se inmuto y expreso luego que eso era lo más natural del mundo).. Pero si rescato ese carisma de idealismo pleno y esa exposición libre y no hermética y creo se liga a esa intención tuya de sacar el tema del sexo del fondo del cajón por ser tan importante ¿Estoy en lo correcto?
- En definitiva, venimos al mundo por intermedio de una mujer que se acostó con un hombre, y quizá nos vayamos por la acción de un arma, menuda retórica, y quizá el mismo sexo sea el arma y el medio, quizá sea que todo este conectado al mismo propósito, tu puedes gestar como mujer a tu propio enemigo futuro, y esto es si no le educas bien, luego te las verás con sus vicios y falencias. El sexo mal aprendido es un peligro potencial tanto para hombres como para mujeres.

* Extrañé el tema de la muerte con énfasis en que las armas eso provocan, pero me gusto cuando presentas esa comparación tan cruda de que una dama puede costar lo que una casa e inclusive que puede costar demasiado al mundo ¿Hay alguna pretensión al expresarlo de esa manera?
- Sin lugar a dudas, la muerte es tema de todos mis textos, aunque aquí hable de armas traté de difuminar el tema porque caso contrario hubiese que cambiar el título de la obra a "las damas y la muerte", ya me acordaba de Shopenhauer en un texto similar, pero en relación a tu pregunta solo es el deseo de incitar a las mujeres a maquillarse por dentro, a no utilizar al hombre, a no exponerse a esa clase de voluntad de creerse débiles cuando no lo son, quisiese decir que una mujer valora su mundo y se preocupa por el medio ambiente y que no se exime de lo intelectual por ir a cuidar a su descendencia.

Continuará... 

miércoles, 18 de octubre de 2017

Las damas y las armas Epílogo fantasmal

Por XervanteX

Yo elegí una dama pero para usurpar su derecho a la libertad, solo fui el castigo para ella, yo dependí de su afán, de su quizá modestia, de su inocencia y temprana edad, por ella es que estoy aquí.

Y así puede que sea el destino de todos: robando a otra persona su vida por un cordón umbilical, con la preocupación, con esa ocupación a toda hora y a todo llanto, y esa incapacidad de que la vida nos provee en los tempranos años.

Evité las armas de todas formas posibles y aún cuando por curiosidad sostuve una en mi mano, supe luego que todas las personas tienen en su ser un odio y una posibilidad o idea con un arma, todas las personas guardan un rencor guardado.

Aprendí el mecanismo de un arma de fuego y a afilar una lámina de una navaja, única arma que a todas parte llevo con el fin de que si llegado el momento de desesperación pueda usar en mí, soy incapaz de accionar contra alguien mi odio.

Espero este texto tenga la acogida y aún cause la inquietud en el lector y pueda germinar en miles de pensamientos que no se nieguen a hallar la libertad para ser conocidos.

lunes, 16 de octubre de 2017

Las damas y las armas: el final que todos queremos y no lo merecemos

Por XervanteX

La vida es la metáfora más crucial.

Nacemos ya sentenciados y nuestro destino espera para cobrarnos el resto.

El final con el que todos soñamos carece de dolor, es pleno y mágico, quizá todas las noches nos preparemos para ello al irnos a dormir, al permanecer en silencio pensando.

Quizá meditar sea otra manera de alentarnos a decaer y estar en la tranquilidad absoluta.

Pero la vida se configura entre culpas y dones, entre genética y naturaleza y no disponemos de otro camino, estamos tentados a la evolución marginal a la potestad de la ocurrencia y al conocimiento que al parecer nos aleja de nosotros mismos y nos hace insignificantes.

Apostamos al tiempo y es el tiempo el que al final nos fulmina.

viernes, 13 de octubre de 2017

Las damas y las armas: la explicación más simple 4

Por XervanteX

Vida y muerte se entrelazan entre dos razones que la lógica no logra aún develar, y si nacemos únicamente como esperanza de permanencia de un ciclo de reproducción y luego el resto de vida carece de sentido, y si solo nacemos para ser testigo, y si nuestro tiempo no fuese tan largo como pareciera y solo en un parpadeo en el universo ocupara nuestra existencia; estás y otras cuestiones obsesionan nuestras mentes.

Parece que el tener la responsabilidad sobre un mundo que ha dispuesto que hay que tener recursos económicos y que el juego tanto de la seducción como del sexo se ha planteado con reglas y protocolos permite que la además de la raza la clase permanezca y no se disperse conjuntamente con la riqueza.

En tanto en medio de este mar de repeticiones la situación se puede complicar, las últimas copias no pueden alcanzar ese grado de nitidez de las primeras y dado que toda obra humana esta condenada a desaparecer, la especie no puede ser la excepción, menos cuando el mundo parece ya no soportar más tanta soberbia y abuso, los recursos han menguado y hoy una nueva selección natural puede que este en marcha, si no hay por tanto una evolución exigirá la naturaleza como siempre o ha hecho medidas extremas. 

lunes, 9 de octubre de 2017

Las damas y las armas: la explicación más simple 3

Por XervanteX

En atención a lo que expusimos que es toda una filosofía de impacto, de supervivencia del más apto, de la línea entre lo meramente intelectual y lo físico y palpable, deducimos que el genio o la casualidad que permitió toda esta realidad, tiene un propósito muy blando, muy dispuesto a lo frágil, dado a parecerse más y más a un sin sentido perenne.

Si deseamos inmortalizarnos podemos usar una dama para tener un hijo y al hijo engañarle con el pretérito de que la vida es un camino que merece ser recorrido, y a la dama comprarle sus sueño, transportarle al hogar ideal, y permitirle ufanarse con sus gustos y pareceres hasta que se agote y denote ser electiva de su propio camino. to al fin se acaba y retorna a su estado original, en una distribución de días y noches que denominamos tiempo.

Pero si deseamos acabar con todo quizá tengamos que apretar en nuestras manos una arma como protesta y a la vez como saber a ciencia cierta que hay del otro lado, o como un método de defensa en el sentido de que frente al universo será hacer un bien o un mal el asesinar a un semejante y si las cuentas al final se nivelan.

Felizmente la elección que se tome irá a cumplir un designio que denominamos destino y del que todos en algún momento enfrentaremos en la ceguera del tiempo que nos queda para la hora final.    

viernes, 6 de octubre de 2017

Las damas y las armas: la explicación más simple 2

Por XervanteX

...Y las damas cargadas de sus hormonas y sus expectaciones, su ternura y a veces su locura, son las que gobiernas las tempestades de carácter y a veces gobiernan a esos hombres que terminan pagando con creces su derecho de tocar.

Una bala o un óvulo, una mata el otro puede que solo no haga nada. La cuestión estiba en que las damas tienen a su potestad un vínculo con el mundo que les implica vislumbrar dentro de sus planes la tarea de la procreación. Pero si el instinto y las ganas no fueran determinantes en esto ya la humanidad se hubiese extinguido, y es preocupación de los Sociólogos y Psicólogos de que la gente se aficione por otras distintas cosas a parte del sexo y la vida familiar.

Las damas están protegidas por el estigma de ser visionarias, tener el sueño de la perfección, y tener en la mente una organización clara, lo que pasa es que están confundidas en cuanto a que el amor consiste en la entrega total, esto les hace equivocarse en cuanto a sus hijos otorgan un panorama fuera de la realidad y les soportan con sacrificio no permitiendo a ellos ver la realidad tal como es y entonces llegado el momento chocan.

Hay tanta gente haciendo de modo equivocado su vida y la razón de toda la da la escasa evolución lograda, si bien existe el entretenimiento que hace que el tiempo pase más rápido, las vidas se están consumiendo como velas de parafina delgada y transparente y estamos careciendo de luz.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Las damas y las armas: la explicación más simple 1

Por XervanteX

Un arma puede ser usada de diversas maneras, si bien su objetivo es causar daño a otro en defensa también se usa para afectarse a sí mismo/a. Pero en el compendio judicial, en donde el delito empieza se hace una fenomenal deducción: el uso del arma se hace en un momento de debilidad e imposibilidad de triunfo sobre el otro. El arma es una ventaja.

Lo que pervierte el sentido del uso de armas es que desde su uso las víctimas o se puede decir que los inocentes han aumentado. Pero el sistema ha dispuesto una línea de justicia en el que la incitación al odio, y la defensa obvia protege al sujeto armado, entonces o es que las armas están en las manos equivocadas o es que la explicación más simple es que es difícil controlar que un arma pase de una mano a otra.

¿Quién se cree con derecho a quitar la vida a otros ser?
Un sistema de castigo instaurado por la gravedad de los hechos que condenan a la pena de muerte, la permisividad de tomar la justicia por su cuenta pero con el dilema de que si se equivocara se le condenará con la misma energía y suficiencia como a el delincuente.

Existen armas mucho más poderosas en los confines del saber y el conocimiento futuro.


lunes, 2 de octubre de 2017

Las damas y las armas: la explicación más simple 0

Por XervanteX

Ya está que vinimos al mundo por intersección de una acto, pero el significado de la vida parece ser solo la presencia como testigos y quizá nos corresponda entregar luego de la muerte testimonio a alguien. Mi creencia me permite controvertir que haya una razón para la vida. Siendo que la vida es una cualidad insignificante que cabe en la estructura de un paramecio. Fenomenal es el hecho de tener la capacidad reproductora y de disfrute durante el acto, pero creo existe una conspiración después de todo; muestra de ello es que hay conveniencia de que los organismos se reproduzcan. Y se puede decir que la vida sigue su curso sea con las criaturas correctas (humanos) o con las incorrectas (virus y bacterias).

Me corresponde ejecutar esta comparación pero tanto damas como armas lindan en extremos contrarios de este tema, porque a merced de que las damas la mayoría de veces odian el desorden y la suciedad y usan limpiadores para desinfectar y mandar al cielo a hongos, y especies menores, bien permiten ellas mismas que una de las peores especies secunde por la tierra: sus hijos. Las armas sugieren alguna esperanza y no es potestad de que el humano se apodere de ellas, más bien se esta luchando por automatizarlas cada día más y que razonen e identifiquen a sus enemigos.

No es que el mundo este en peligro de extinción, es que el humano está en riesgo de desaparecer, resultado de una idea que tanto damas como armas simbolizan: creación contra destrucción.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: la ruleta rusa del amor 4

Por XervanteX

Por qué crees que a Cupido se le insinúa con armas?... Por qué a la muerte se le imagina como una dama oscura con una hoz... Por qué crees que un corazón se tiñe de rojo y se simboliza roto cuando el amor intercede en contra, hay entonces la posibilidad de que todo sea esa manera de decir que exponerse a amar necesariamente consiste también en estar en la practica de odiar, y de cierta forma es verdad porque cuando se esta haciendo la venía a una persona se le esta presentando la espalda a las personas.

El amor con el tiempo estorba, lo mismo que una arma cuando ya no se va a usar, porque se sabe que afuera hay armas más poderosas, quizá una dama también lo planeé así, se cansa de amar porque su espectro de posibilidades se amplía, y tiene ya la fortaleza para verse en capacidad de demostrar que puede subir el escalón, pero siempre ocurre que su estima vuelve a ser lastimada y cae en el error de retroceder a costa de descalificarse y anularse a sí misma.

No se ha inventado aún una arma que dispare para atrás, por lo menos no en las armas de fuego que posibilitan en sus cualidades guardar amplia distancia y ser cada vez más certeras y potentes, además de cargar más proyectiles librando un peso ideal y cómoda forma. Es el amor el que conforta y el que se está haciendo tan portátil como un dispositivo de almacenamiento (USB) o mejor como algo que llevas no tanto en el corazón sino en la mente.

El amor no mata, matan los recuerdos.  

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: la ruleta rusa del amor 3

Por XervanteX

Una dama sabe cubrir sus secretos con una sonrisa o con su belleza. Pero hay damas que valen lo que un auto de lujo o una casa, o mejor que un viaje a la luna. Hay armas tan letales que no contentas con herir, envenenan.

El amor tal y como la guerra da para todo, y en un sentido y otro es una expresión que endulza el espíritu y como lo decía Platón "A la luz del amor todo hombre es Poeta", pero de una dama qué se podrá decir a más del emblemático sentir que a veces parece que embriaga de forma pasajera su razón y corazón.

A veces las armas no demuestran estar cargadas, ni se aprecia su peligrosidad hasta que se comprueba su filo y calibre extremo, a veces el amor viene precedido de una dosis de rencor tratándose de apagar, y luego se sigue una montaña rusa de acontecimientos en cadena, una amor que venga a otro causando celos, envidias y hasta privilegiando su estado y anulando a la persona.

El amor es pensamiento y gracias a eso se explica su velocidad, la obsequiosa consigna de que el amor a primera vista si existe y la espera que a veces se precisa en espera de que aparezca alguien que piense lo mismo y que por tanto haya ese destello.

Tanto como un cañón proyecta su fuego o como una bala puede herir a varios, así el amor puede que sea asunto no solo de dos, sino que haya que distribuir con uniformidad, es entonces cuando una dama puede dejar de amar a su esposo por trasladar ese amor a sus hijos o viceversa. Pero hoy se esta viendo ya que el amor es una esquirla potente que rebota e incluso se proyecta e incide en la manera de ser de las personas, hay enamorados más peligrosos que asesinos seriales.  

lunes, 25 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: la ruleta rusa del amor 2

Por XervanteX

El amor apoca a la dama y a la arma, algunas veces. Lo que sucede es que el mundo se constituye en un espectro de matices, tipo tono del arco iris, pero lo cierto es que el hecho de caer y golpearse duele, y entonces no es tanto la fantasía que creíamos cuando niños.

El evento en si de enamorarse yuxtapone una dependencia, es adentrarse a conocer a otra persona sin el conocimiento pleno de si mismo/a. Y entonces se convierte en toda una aventura en la que es importante jugar las mejores partidas y estar en la posibilidad de tirar la cuerda oportunamente del paracaídas si no se quiere llegar de inmediato al suelo.

Es inminente que nuestra mente siempre esta dispuesta a caer sea del cansancio, del hastío o en un intento de adelantar el fin, pero la realidad está más allá de todo propósito humano, es la mente la gestante de las responsabilidades, de tener un horario, de adquirir preocupaciones, de estar al pendiente y entonces no puede lograr un estado de tranquilidad y entonces se termina por cansar y bajar su atención y no tolerar ni aceptar las cosas como son.

Una arma es tan instantánea, tan veloz, tan perfecta en su estructura que inhabilita las posibilidades de salvación, esta hecha para hacer daño y se forjo en una mente que sabía lo que quería provocar, su forma es tan ajustada a lo humano que esta dispuesta a herir, a traicionar, a activarse en menos de un segundo, está para lo que fue creada y su éxito es conceder el deseo a su amo.


viernes, 22 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: la ruleta rusa del amor 1

Por XervanteX

El amor solo es posible en la necesidad, en la pobreza, porque el tener le quita el mérito al sentimiento, y si se tiene se ambiciona más, por eso lo niños son tan contentos con lo que tienen y no suelen desear salvo tener libertad para jugar. 

Un arma de fuego es costosa, tiene un historias quizá de crimen, quizá de amenaza, quizá tenga su propio expediente, fue usada en un robo o en un asesinato; la dama tiene también su historia y es a la vez como el del arma, hay que tener cuidado, hay que prosperar en procura de que se conozca la verdad. Una dama pudo estar con alguien que la secunda, que le dice amar todavía y que por ella está dispuesto a matar, y entonces el odio viene colocándose en marcha.

Y sabes que en el amor igual que en el juego se puede perder, que la mayoría de personas hace por tener su arma en el rincón pero quiere a toda costa tenerla disponible para cuando se ofrezca, es el deseo de adquirir mágicamente un poder sobre el otro, una carta debajo de la manga. O como cuando la dama te venga con la secular razón de que ya no te quiere y te da ganas de decir algo para amortiguar el momento decir por ejemplo - lo sabía - o por lo menos tener el valor para aceptarlo.

Al ver a tantas personas congeniando con otras les miras y deduces que de repente tienen en sus mentes un disparador, un mecanismo para aceptar las jugadas del destino, que les anula de repente el sentimiento y le hace decidir por encima de sus principios éticos y morales e inclusive de sus predilecciones.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: la ruleta rusa del amor 0

Por XervanteX

Mi religión es este silencio en el cual puedo confiar en el que me dice que la historia se ha labrado entre conflictos y gritos de dolor, también lo hermoso requiere un sufrimiento, sino díganle a una mujer que ha gestado de sus entrañas a sus hijos.

También se ha dicho que con las armas se ha adquirido el derecho a la libertad, pero lo cierto es que esta se logra a un gran costo.

Quizá sea que todo invento humano con el tiempo viene y se desmorona y hoy existe apenas como un reflejo siniestro, como una certidumbre dudosa de qué así se hacen las cosas, como se hacían desde antes, y por eso el mecanismo de resorte del arma de fuego no ha cambiado, es por eso que el filo de la flecha sigue siendo peligroso, y por eso el odio o viene por la ambición o viene por la envidia.

Pero el amor dicen las damas que sigue allí encubierto entre tanta trama social, entre la novela, entre la posibilidad, como ruleta del azar, y no escatima cuerpos ni mentalidad superior, solo llega como la gripe, y no se cura sino con la posesión.

Pero se engañan todos, y esto se convierte en un torneo de cruces, celos y rencores, el amor fue ya crucificado y lo peor es que no hubo la tal resurrección, del amor hoy se abusa y se quiere extorsionar el corazón del otro para obtener sus favores, se carga la bala se gira el tambor y el disparo anuncia al perdedor, o mejor la dama ciega va vendiéndose al mejor postor, pero entonces ya no es una dama, sino una mujer (me niego a decir la palabra). Y entonces el mundo se lo reprueba, pero el amor vuelve a nacer en medio de todo para convertirse en un sentimiento más poderoso: la costumbre.



lunes, 18 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: oposición al caos 4

Por XervanteX

En la presunción de que el odio se encierra en la mente y es inminente que se recurra a él en medio de situaciones desesperadas, el ser humano es el arma perfecta, o mejor la mente es el arma, y el humano el transporte, la cuestión estriba en que el humano ha venido por evolución utilizando el fuego, el arco y la flecha y su objetivo a luz de la doctrina podría resultar inmisericorde.



Todo principio necesita de un fin y al parecer aunque el sistema se asocia con un montón de objetos casi circulares la planicie nos indica los dos lados que puede persistir en todo momento, un dualismo marginal, a punto de impeler que por cada acción hay su reacción y por cada vida puede que haya una muerte.



Tendremos la certeza de que todo se ha sabido realizar y la actual forma es producto de las olas tanto culturales como de experiencias que se sucedieron en este mar de oportunidades, en donde unos buscan sobresalir más y otros apenas se contentan con no pasar desapercibidos.




viernes, 15 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: oposición al caos 3

Por XervanteX

El mecanismo iniciador de una arma es la fuerza, tanto como una idea en la mente de cualquiera e impulsada por la voluntad, sin embargo por efecto  de la gravedad es inminente que el impulso es atraído de nuevo e inclusive por el roce del aire y la expansión del mismo surge un dilema de miles de variables como si por ende la bala disparada por una arma pudiese rebotar y no causar una única víctima sino que amenazar la integridad de muchas más personas.

Y habiendo esa cruda sentencia de que el mal es necesario para el bien y esa tendencia a que todo se contraponga, surge el propósito de que tanto una mujer como un arma puedan librar una batalla, la una por la vida y la otra por la muerte.

La una por edificar y la otra por destruir.

Es como el enfrentamiento de un óvulo con una bala.

La intersección de un sentimiento con su oposición.

El dilema acontecido me hace acordar de aquel frase que cita que en el amor y en la guerra todo se vale como si todo fuese un conjunto de todo, y como si no se tuvieran en cuenta las personas como tal sino que el marco fuese una actuación desmedida, con unos libretos aprendidos en que a la mujer le toca ser la procreadora y al arma la destructora. Bien o mal el Teatro lo ha hecho ver desde siempre como la tragedia y como el escenario predilecto en cuanto no queda otro destino que saber recibir la vida como el milagro y la muerte como el inminente y tétrico fin.   


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: oposición al caos 2

Por XervanteX

Malditas sean las estadísticas, estas que nos vienen a tratar de sindicar el miedo a caer otra vez en tentación, en la franja rosada del cielo o el infierno, de los porcentajes de duda y de la manera de tener siempre fronteras entre el éxito y el fracaso, entre el mal y el bien.

Esas tendencias que nos dicen cuántas balas se han fabricado pero no indican cuantos muertos han habido.

Esas que explotan al obrero parco y al pobre y juicioso que solo quiere hacer bien las cosas, todo porque una dama tuvo un día un propósito y se atrevió a tratar de realizar lo que soñó.

A pocos les conviene ver seguridad en las mentes, la mercancía es el miedo que se infiltra por las noches en los antros y se disfraza de alcohol para permitirse reír por lo más obvio, para perpetrar el crimen máximo, no con pasamontañas sino con un condón que atrapa a los abnegados y potenciales seres que no vivirán más.

¿Es un suicidio?

Las armas están escondidas allí, el mismo supuesto amor de tragos, el mismo condón, el mismo sexo interrumpido.

Hay tanto deseo de figurar, de ser amados, de ser comprendidos, y todo se mueve como un péndulo entre una dama y una arma y tan tétrico es el destino que todos nos movemos en el mismo sentido: de allá para acá.  

lunes, 11 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: oposición al caos 1

Por XervanteX


Y quizá nuestra tarea solo consiste en ser espectadores de esta realidad, la vida nos pone en presencia de cambios y somos testigos de la evolución e involución que represente esto. 

Eres testigo del sacrificio de una madre para sacar adelante a sus hijos y la compensación de ello solo es el equivoco respecto a lo que hace porque puede ser que sus hijos le sean ajenos a su voluntad y por tanto le prejuzguen y hasta le lastimen, es inverosímil que el humano sea capaz de traicionar sus designios y se interponga y haga caso a los de otros.

Se lleva a cabo en cada humano una guerra interna en la que no se está conforme con lo que se logra y todo se lo visiona de un modo catastrófico y con un terrible destino.

Pero el pensamiento también se interpone con una vana obsesión por el milagro, por la intervención de algo llamado esperanza que brinda al menos el fresco alivio de que las cosas se realicen de otra manera. 

Pero la esperanza luce como una arma temporalmente averiada, la certidumbre de que de repente a un movimiento todo vuelva a ese trágico suceso en que las circunstancias son adversas y que hay que vivir con esa realidad.

Ya presenciamos mujeres gestantes que se enfrentan a la noticia de que su hijo o hija no será normal, y que puede que por su culpa o por no tener en cuenta factores genéticos, o la predisposición o por haber abusado de sustancias lícitas o ilícitas, se corre el riesgo de que la criatura en gestación no se desarrolle como se quiere y entonces tienen que vivir con ello, la sentencia es esa y la forma de asumirlo es con una resignación lastimera.  

viernes, 8 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: oposición al caos 0

Por XervanteX

Hubo una opinión sin embargo que lo cambió todo, y es que en respuesta a la incertidumbre y de plano al absurdo de vivir preciso era que el ser humano tan pronto como viera la luz de la razón debería tomar una decisión: o seguir adelante creciendo, reproduciéndose y muriendo (como planta) o de una vez optar por el final de su ciclo.

Bueno esto de parte y parte porque tanto hombres como mujeres son muy distintos y era preciso que las damas tuvieran más puntos de elección ya que su concepción del mundo parece a su gusto más fascinante.

Si dadas las premisas de los cautos filósofos y pensadores una vida que se va también daría la posibilidad a una vida que viene. Pero ocurre que el ciclo esta descompensado y es inherente que ocurran desgracias para que la carga se nivele.

Métodos para morir existen los que quiera, pero la vida siempre se va a originar de esa misma y única manera, las armas vienen a confirmar que la vida no significa otra cosa que un escape frecuente de la muerte y la posibilidad que en menos de un segundo una carga potencial pueda cegar cualquier designio por seguir sobre esta dimensión. 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota 4

Por XervanteX

El absurdo del mundo hace prever que todo es un juego.

A quien no se le ha perdido algo y lo ha encontrado en donde menos se lo espera, es no más dejarlo de necesitar para que por arte de magia aparezca, y entonces existe la certidumbre de que al mundo le vale un comino de lo que hagas, de lo que piense y del por qué te matas trabajando en tus sueños si al final o terminas casado o muerto.

Peros nos anestesia una especie de encanto del juego del sistema, hay dinero y hay cosas para comprar, hay esperanzas con tratamientos médicos que posterguen el envejecimiento, hay la posibilidad del amor, existe la posibilidad de que nuestras ideas sean aceptadas y valoradas, por tanto vemos un paraíso. Pero hay también circunstancias en que la vida se pone difícil, ya sea por un dolor, una pérdida irremediable o el conocimiento de que la vida ha girado la ruleta y el premio mayor esta vez no nos correspondió.

Es interesante observar la cualidad con que las damas se contentas, la porción estética y su porción sentimental que a todas estas el hombre está solo explotando para lograr un fin.

Es por eso que el éxtasis por no decir el orgasmo hoy en día es tan difícil de lograr para la mujer y tan fácil para el hombre obtener.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota 3

Por XervanteX

Un día tomo fuerza una concepción: de que la vida no era nada interesante y que la lógica servía para darse cuenta que luego de intentar reproducirse había luego que dejar el puesto libre, suicidarse.

Las armas permitían eso, desde siempre los humanos habían acudido a ellas para suicidarse, para terminar con el espectáculo triste en que a veces se torna la vida.

La desilusión era fatal, pero y si bien las damas tuvieran también ese criterio, entonces quién cuidaría de las criaturas que vienen al mundo, esa abstracción era digna.

El fundamento de toda vida debiera ser la satisfacción por encima de la felicidad, pero es que la dichosa felicidad anda disfrazada de opulencia, sino de belleza, sino de control, sino de deseo, y es muy difícil que todos tengamos lo que queremos; en una palabra un orgasmo puede parecer satisfactorio, pero en el fondo hay una culpa que es la desconfianza del uno por el otro que dice: y si se fingió.

Ahora el amor es similar a una multiplicación así lo han hecho parecer las damas, la multiplicación puede suceder en un orgasmo o dos o más, lo que trivialmente se dice es que no somos hijos de dos orgasmos simultáneos. En verdad el resultado suele ser una esperanza para el mundo ya que se cuenta será único, útil y distinto y quizá haga por el mundo algún bien, por ejemplo inventar una arma mejor. 

viernes, 1 de septiembre de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota 2

Por XervanteX

Helena causo la guerra.

Todo se cierra en el círculo, en el ciclo, es más todo lo importante tiene un ciclo.

Yo quise elegir las armas, y siempre evadí con miedo el efecto que producen las armas y es esa posibilidad de que tarde o temprano las tenga que usar en uno mismo. Sin embargo la perfección debe primar en todo para que sea ideal, un arma tiene un armazón atractivo, tiene un mecanismo que deslumbra, que hace fácil que un proyectil sea dispuesto y aunque el sonido ensordecedor y el retroceso del arma incomode, la sensación de disparar es inigualable, se diría que se asemeja al orgasmo, y allí la similitud, si bien con un orgasmo puedes causar una vida, con un disparo, puedes causar una muerte.

En medio de toda posibilidad cualquiera puede hacerse a una arma, lo que pasa es que tendrás que asegurar su estado, desarmar el mecanismo aceitarlo, limpiar el polvo y verificar el desgaste de las piezas y en último caso reemplazar las averiadas, todo esto para tener certeza de que cuando se use sea confiable.

Pero en un instante todo puede fallar y el arma en lugar de defender a su dueño puede ir en contra de su persona, y entonces la fidelidad es puesta a prueba.  

miércoles, 30 de agosto de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota 1

Por XervanteX

El carácter bélico de las cosas estriba en que todo te puede matar.

Abanderar una teoría te hacer perder, te evoca y sindica como un criminal que dice las cosas antes de hacerlas. 

Si te inclinas demasiado por las damas te pierdes, si lo haces por las armas también.

en cualquier caso oscilas como un péndulo y logras rendirte a un deseo que es la tranquilidad. 

Es por eso que al sistema no le conviene que las damas se capaciten mucho ni recapaciten sobre su papel en la sociedad y el acto de ser usadas y abusadas por medio de un pretexto tan solemne como el amor, siendo que este elemento se lo encuentra en las revistas y en las novelas y es objeto de abuso de parte de sus autores tanto como el elemento de la ficción.

Pero la decadencia no es propia de las damas, hay también que considerar a las personas que se prestan para que suceda el rompecabezas, y es que a pesar de tanto amor fermentado y postulado, se infringe de que todo tiende a cambiar y que en donde antes había paz y armonía puede estarse gestando de la nada un conflicto, una guerra. Es allí en donde aparecen las armas.

Por eso es que el éxtasis tiene ese contenido de acción y oposición, de entrar y salir, de infligir y retirar.  


lunes, 28 de agosto de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota

Por XervanteX

No todo disparo significa un muerto.

Aquí se sigue mi historia:

El pesado fantasma de haber evadido el servicio militar voluntario y de paso haberle hecho el quite a la muerte me dejaron con la estima por el suelo, haber ido en contra de los preceptos del aprendizaje del combate en todo momento y lugar, porque la vida misma es esa pelea permanente en contra del hambre, del amor y del miedo.

Una vez más la felicidad estaba siendo algo utópico, inherente a la posesión y no al mero pensamiento, algo tan intimo que contenía sus dosis de sarcasmo de evasión.

La situación engañosa lo empuja a vivir de esperanzas, que es como comprar la lotería y esperar tener suerte, es como un motor del cual debes aprender que no va siempre llevar un movimiento continuo sino qu deberás engranar algún cambio para persistir en una nueva velocidad.

Sin embargo sabes que hay momentos y hay placeres únicos, cuando descifras por fin el significado del amor y la intimidad y el para qué tanta oscuridad y tanto silencio.

Tan prohibido está aquello que lo marcan con tres equis, y se enmarca en un momento esperanzador para dos seres.

Pero el protocolo insensato que se aborda es llegar hasta allá, el éxtasis y procurar que el momento perdure es en aquel momento y que no se insemine algo más que ha de durar los próximos años como un pecado.

En realidad el sexo, una dama, uno mismo es una arma.   

viernes, 25 de agosto de 2017

Las damas y las armas: Ostentación polvorosa 4

Por XervanteX

Un texto como este se convierte en un arma que va a influir en tu percepción.

Lo que pasa es que no captamos la dimensión de esto. Para morir nacemos y a la vista del hacer y el evolucionar parece que en vano se gesta una vida que tarde o temprano va a desaparecer como todo.

El resto es una aparición en medio de un desierto, y este fondo quizá sea remplazado por una realidad que esta más allá de todo y que es dolorosa.

En la comprensión de que todo extremo es perjudicial y que permanecemos confundidos en cuanto carecemos de las pruebas de nuestras afirmaciones, vivimos en un marco de incertidumbre buscando las armas que nos permitan sobrevivir en medio del miedo, de la desilusión y de la ignorancia.




miércoles, 23 de agosto de 2017

Las damas y las armas: ostentación polvorosa 3

Por XervanteX

Por el sexo se viene al mundo, por sexo quizá haya que irse de él.

Si todo es una arma y nada lo es, qué tal suceda que nosotros estemos aquí para eso. Sería como poner hormigas a donde el vecino para que le dañen el pasto, el árbol y de paso se le entren a la casa y le compliquen la vida.

Y si los humanos somos usados para ello, ya que no solo contaminamos, sino que matamos a los animales.

¿Y si después de todo el mundo es algo sin sentido y rodeado de una infinita incomprensión que nos atosiga y que finalmente va a convertirnos en una arma apuntada hacia los otros y hacia nosotros mismos?

Pero hoy pretendemos preocuparnos demasiado por lo que el prójimo piense, somos prósperos y dichosos si hacemos que las demás personas piensen como nosotros y hagan las cosas que les decimos.

Yuxtaponemos nuestro imperio, nos cargamos de rencor y odio y proyectamos a pasos corto nuestro futuro como si algo esperanzador en el camino de repente apareciera y nos prometiera más años de vida y más tiempo para ver arder al mundo.

lunes, 21 de agosto de 2017

Las damas y las armas: ostentación polvorosa 2

Por XervanteX

Nada es una arma hasta que se usa en contra de alguien.

En la historia el arte de la guerra consistió en la fabricación de cada vez más y más artefactos de destrucción, desde la flecha antigua hasta la bomba atómica.

Lo paradójico de esto es que el objetivo sigue siendo siniestro y es causar el mayor daño posible.

Una dama produce vida una arma la quita.

Y si nos damos cuenta el acto de procreación de vida a pesar de que la ciencia ha evolucionado desde el útero al tubo de ensayo el método sigue siendo único.

Pero el prototipo de destrucción se enmarca en que el arma debe ser cada vez más perfecta, esto es pasar desapercibida, ser letal a la primera oportunidad y no solo amenazar sino demostrar una efectividad que aturda de manera física y psicológica al enemigo.

 

viernes, 18 de agosto de 2017

Las damas y las armas: ostentación polvorosa 1

Por XervanteX

Todo el mundo ha matado aunque sea en la mente.

La insolencia de la violencia, la ignorancia atrevida que colma toda circunstancia. La manera fácil de solucionar el máximo pecado que es la existencia.

Una arma sin un humano es tan inútil.

Pero vivir es tan difícil y morir es tan fácil, a la vuelta de la esquina puedes hallar la muerte. Pero no la vida, porque para que la vida se contagie es necesario el acto supremo.

El hábito crea costumbres, pero otra cosa es esa rutina en que te aprestas a tratar de identificar qué tipo de personas te caen bien, y cuáles no tanto.

Vulneras tu voluntad excluyes a unos e integras otros, y todo es un concepto muy superficial.

Mi poder es simple yo puedo leer el odio en los ojos, y no es magia, es que yo nací para contemplar, detallar y escribir.

Alguien con un arma bien puede ser peligroso o hallarse en peligro.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Las damas y las armas: ostentación polvorosa

Por XervanteX

No son las armas las que matan, son los hombres.

En el año 1980 dos personalidades salían del mundo. Por una parte el gran Jean Paul Sartre quien se negó a recibir un Premio Nobel de Literatura. Y en ese mismo año caía víctima de los disparos de un seguidor el músico John Lennon. Sartre existencialista y creador de un estilo que desprestigiaba al prójimo como parte de una existencia plácida y feliz sentenciaba que el infierno son los demás. Lennon mientras tanto decía que si lo lograbas imaginar era fácil. Y aunque deliberadamente he puesto a la literatura y a la música en un solo escenario, el punto congruente aquí es el origen del odio.

De una cosa si me convencí, al hablar de armas cualquiera se supone un mecanismo complejo creado con la tendencia a lograr un daño en un probable agresor, sin embargo para mí sorpresa un arma puede ser un método o un objeto e inclusive una idea.

El amor era un arma y su munición parecía ser algo llamado celos.

La creencia en Dios era usada como un arma para castigar a los injustos.

El dinero había sido por años el arma usada para crear discordia y justificar la violencia.

Así las cosas todo podía ser una potencial arma, ¡todo! y era preciso tomar precauciones porque lo más probable era que el uso de esa arma fuese para aniquilarte pero lo más obvio era que quien la usará solo quisiera herirte y verte sufrir. De allí que la muerte no es lo peor.



lunes, 14 de agosto de 2017

Las damas y las armas: el quehacer de las damas 4

Por XervanteX

"Viéndola a ella daban ganas de creer en Dios"

Se diría que uno no viene solo al mundo sino que lo hace por interdicto de una dama y un caballero entre comillas.

Lo que pasa es que una dama y aclaro estoy hablando de las mujeres en general y no cayendo de nuevo en el pecado de estigmatizar a nadie, incita tanto la vida, al amor y a la misma muerte.

Yo no sé si ellas sabrán esto, pero su acciones repercuten tanto en el mundo como el vuelo de la mariposa al otro lado del mundo.

La decisión de una dama puede tener el peso que bien esclavice o libere al mundo, hablo de que su poder solo es frenado por su obsesión con la perfección estética y una cierta duda: ¿qué es lo que quiero?.

Lo que pasa es que no conviene saber tanto, ni pensar tanto, ni poner en duda el sistema. 

Lo que pasa es que en palabras simples una dama tiene el mismo poder de una arma.


viernes, 11 de agosto de 2017

Las damas y las armas: el quehacer de las damas 3

Por XervanteX

Una dama que es mamá odiara las parejas que consigue su hijo o hija.

Sarcásticamente dirá: "En mi época esto del amor no era así"

Y el dilema es que la historia poco a poco se repetirá.

Es paradójico que el mundo sea redondo y todo dé vueltas, y lo que hoy admitimos mañana no lo aceptemos, contrariamente aquello a lo que renunciemos hoy lo tenemos que mañana aceptar. La escala de contrarios en modo lucha.

¿Cuándo entenderán los hombres cómo queremos las mujeres? Preguntaba la damisela arrepentida de su decisión.

Pero qué clase de humanidad se inventa eso de que unirse en matrimonio pueda ser favorable: Dos se quieren, dos se pueden odiar.

El amor es un ejercicio diario que requiere disciplina, quien no quiera perder que no se meta a jugar.

Pero las damas nunca admitirán que es un juego, rodearán al amor de seriedad, de pautas para tocar y ver, para decir las cosas con ternura, para llenar el protocolo de galanes y príncipes azules y demostrar ante otros que el amor vale, y es solo el sistema hablando de que dos unidos son más. Pero más consumistas y objeto del oprobio de los que van a la cima, que tienen hijos, autos, mascotas y sonríen como si de eso se tratara la felicidad.

Es por eso que las damas son objeto de la extorsión programada. 

Una dama embarazada le conviene al sistema.

Una dama solitaria, rebelde y encausada a pensar no le conviene a nadie.

Una dama se excluye del conglomerado, se atiene a sus hormonas y declara no querer hijos propios y si querer que los hijos ajenos no se dejen pervertir, porque a la postre sabe que esto no avanza y si lo hace es para mal.  








miércoles, 9 de agosto de 2017

Las damas y las armas: el quehacer de las damas 2

Por XervanteX

¡Por piedad acudo a ustedes Ninfas o sirenas para olvidar!

El paso fundamental es descubrir el por qué esas damas dedican tanto esmero y dinero a sus partes, si de todas maneras el tiempo hace lo suyo, una arruga ya es el paso de la experiencia por las arenas de el tramo existencial que cupo en suerte pasar.

El inconveniente principal es que las damas atesoran ese secreto como si en evidencia fuese diferente, usan su indumentaria de moralidad mezclado con un toque de erótica y entonces el ser más imaginativo se aferra a el criterio que lo más encerrado es lo más ansiado, por ejemplo un tesoro.

Pero como animales que venimos pareciendo ya la somera insolencia del instinto que nos llama hacia el mismo ritmo, del entrar y el salir, de hacer que los fermentos del tiempo pasen la información genética y la suerte haga el resto.

Pero ya nadie se entiende, la permisiva sensualidad se torna una gala de pornografía, las damas que muestran demasiado son incautas que buscan la debilidad, pero su causa es más vehemente es causar la envidia y el asombro de las demás, pero suelen terminar con esa duda, y que dama perdona la ignorancia ¡ninguna!. Ellas quieren saber y es esa curiosidad la que las hace peligrosas, no confiables, las damas son seres que no suelen olvidar con facilidad.

Una dama puede pasar desapercibida, imprimir rencor y trazar el camino para la venganza. Puede con facilidad incitar una guerra o determinar quien es su víctima.