miércoles, 7 de junio de 2017

EL VIENTO Y LA OLA

Por Aely Benavides


Surtió el amor entre el viento y la ola,
pero siendo que ella iba y venía
el viento un día le reclamo:
¡serás tan testaruda!
más la ola le culpo de ser él
quien le empujaba a la playa,
pero el viento orgulloso desconfiaba,
así en medio de la desconfianza
el amor es imposible.