miércoles, 30 de agosto de 2017

Las damas y las armas: un orgasmo, un idiota 1

Por XervanteX

El carácter bélico de las cosas estriba en que todo te puede matar.

Abanderar una teoría te hacer perder, te evoca y sindica como un criminal que dice las cosas antes de hacerlas. 

Si te inclinas demasiado por las damas te pierdes, si lo haces por las armas también.

en cualquier caso oscilas como un péndulo y logras rendirte a un deseo que es la tranquilidad. 

Es por eso que al sistema no le conviene que las damas se capaciten mucho ni recapaciten sobre su papel en la sociedad y el acto de ser usadas y abusadas por medio de un pretexto tan solemne como el amor, siendo que este elemento se lo encuentra en las revistas y en las novelas y es objeto de abuso de parte de sus autores tanto como el elemento de la ficción.

Pero la decadencia no es propia de las damas, hay también que considerar a las personas que se prestan para que suceda el rompecabezas, y es que a pesar de tanto amor fermentado y postulado, se infringe de que todo tiende a cambiar y que en donde antes había paz y armonía puede estarse gestando de la nada un conflicto, una guerra. Es allí en donde aparecen las armas.

Por eso es que el éxtasis tiene ese contenido de acción y oposición, de entrar y salir, de infligir y retirar.